Espacios

UN DÍA PERFECTO

Comienza la jornada desayunando en nuestra terraza rodeado de naturaleza en estado puro.
Date el privilegio de tomar un baño junto al nacimiento del río Chico o en la piscina local ubicada de forma exclusiva en medio de la montaña.

Si te apetece comer fuera, encarga uno de los deliciosos bocatas que preparamos en nuestro bar; o si lo prefieres, siéntate a la mesa en nuestro restaurante y ponte las botas.

Relájate en la sala de estar con un buen libro de la biblioteca o diviértete con los niños con algún juego de mesa.

En invierno, no podrás evitar dar una cabezada sentado frente al fuego de nuestra chimenea.

Elige una actividad de nuestro programa, date un paseo andando o en bici por una de las rutas del Parque Natural; echa una partida al frontón o juega un partidito de fútbol en las instalaciones deportivas locales.

Date un homenaje con una buena cena y desconecta con un paseo bajo las estrellas.

Acaba el día descansando en una de nuestras habitaciones y prepárate para comenzar otro día perfecto